Loft estilo industrial

Estilo industrial para lofts.

Uno de los colores predominantes, es el blanco. La antigua estructura de acero es un punto muy atractivo de este proyecto, que potencia así su estilo industrial. Los diseñadores le dieron la misma tonalidad blanca que los muebles y las paredes, antiguamente de obra vista.

Los espacios son muy abiertos y fluyen de una habitación a otra. La sala de estar, con una doble altura y grandes ventanales que aportan una gran luminosidad. Gracias a unas cortinas blancas y el contraste con unos pocos elementos de decoración oscuros se crea un conjunto en armonía, que convierte el frío espacio industrial en una cálida sala dónde pasar las horas.

Los altos techos permiten la creación de otro nivel y así separar los espacios de cocina, comedor y estar, con el resto de la casa.

Una tarima de madera se añadió para dar un lugar imponente a un piano de cola negro. Este contrasta con todo el blanco de su alrededor. Esta tarima se se transforma a su vez en un lugar de asiento.

Los detalles en este proyecto están cuidadosamente pensados. El diseño interior perfectamente compensado siguiendo la misma estética, el mismo estilo industrial.

En la parte superior estamos más cerca del techo. Podemos apreciar que se trata del método tradicional de la ‘volta catalana’ o bóveda catalana. En este caso, pintada de blanco, confundiéndose con las bigas y pilares.

Esta parte del loft, donde encontramos el baño y zona de descanso, confluyen más el mobiliario de madera y las paredes blancas.