ideas de estilo escandinavo

Muchas veces utilizamos fotografías para inspirarnos en nuestras reformas, pero no siempre, las ideas que encontramos pertenecen a un mismo estilo. En este caso hemos realizado un pequeño resumen sobre el estilo escandinavo y varias características que nos permitan inspirarnos y obtener la esencia de este estilo sobrio pero moderno.

Ideas para conseguir un estilo escandinavo.

Madera. Como característica principal de este estilo encontramos la madera, mayoritariamente en suelos, pero también en otros elementos. Pero no nos servirá cualquier madera, normalmente se utilizan maderas ligeras, como la haya y el pino,  con colores de tonalidades claras.

La luz y colores claros y tranquilos son otro punto fuerte. Quizá una de las ideas más atractivas dentro de este estilo, con permiso de la madera natural. Debido a los largos inviernos y a las pocas horas de luz, los interiores escandinavos son típicamente blancos, para ayudar a aumentar la iluminación de estos. Crear espacios brillantes.

Líneas limpias. No hay muchos detalles ornamentales que se encuentren en el diseño escandinavo. Modernos, se distinguen por tener líneas rectas o con formas bastante simples y sin dimensiones abultadas.

Tradicionalmente, muchos hogares escandinavos eran muy pequeños y no permitían cantidades excesivas de cosas. La idea era mantener el espacio libre de desorden. Intentar tener lo mínimo y lo poco que se tenga que esté bien organizado.

Acentos simples. Si buscamos ideas de estanterías o mobiliario escandinavo, seguro que encontramos esta premisa. Relacionado con mantener un orden de espacio. La decoración se mantiene a un mínimo en diseño escandinavo. Las paredes desnudas y los espacios vacíos, nada sobrecargado

Esta idea se traslada también a la juguetería y al cuarto de los niños, mantenerse simple y con materiales naturales. Madera, telas… Esto siempre lo encontraremos en una casa escandinava y pueden ser grandes ideas también a la hora de hacer crecer a nuestros hijos.