DOMÓTICA PARA CONTROLAR NUESTRO HOGAR

La domótica,  ciencia interdisciplinar que se ocupa del estudio de tecnologías aptas para mejorar la calidad de vida en un edificio, es un buen complemento cuando se realiza un proyecto de interiorismo o reforma. Habitualmente se suele pensar que la domótica es un complemento para casas de lujo y un gasto inecesario, pero esta inversión puede servirnos para ahorrar en luz, agua y calefacción y del mismo modo mejorar nuestra calidad de vida.

calefacción

Hay muchos tipos de instalaciones y cada una requiere sus características específicas en cuanto a funciones inteligentes. No es lo mismo aplicar domótica en un piso, que en un edificio de oficinas o en una casa de campo. También hay que tener en cuenta las prioridades de cada proyecto, si importa más la eficiencia energética, la seguridad, la automatización o la accesibilidad.

Domótica en  el hogar.

Para poder conseguir una mejor eficiencia energética podemos zonificar los espacios para regular la temperatura y así el gasto. Aumentar la potencia en las zonas donde normalmente habitamos y reducirla en las salas o áreas que no utilizamos. O crear una zonificación específica para cada sala y poder tener distinta temperatura en cada una.

El control de las persianas, a parte de comodidad, también nos puede ayudar en el consumo de nuestro hogar. Podremos aprovechar al máximo la luz natural en nuestra vivienda y automatizar el cierre de persianas cuando convenga para ayudar al calentamiento de la casa.

El control de la iluminación, del mismo modo que las persianas, también nos puede ayudar a ahorrar. Gracias a la domótica podemos evitar que las luces de nuestra casa se queden encendidas e incluso apagar los dispositivos que quedan en standby y así evitar el consumo silencioso de los múltiples gadgets que podemos tener en casa.

También es importante tener en cuenta que la instalación domótica puede realizarse por fases. En un principio nos puede interesar ahorrar energía, pero más adelante quizá queremos controlar las persianas de forma remota o añadir seguridad a nuestro hogar.

Gracias a las nuevas tecnologías podemos estar en constante contacto con nuestro hogar. Con un smartphone o una tablet con connexión, seremos capaces de acceder a nuestra interfaz de control. Irse de viaje y tranquilamente y dejar la casa más segura. Podemos abrir y cerrar las luces como si alguien estuviera dentro. Consultar las cámaras de seguridad y controlar los consumos de agua, luz o gas en tiempo real.

Aplicar nuevas tecnologías y hacer de nuestro hogar un sitio más confortable y sostenible está a nuestro alcance gracias a la domótica.