Loft modernista en Ghent

A veces se necesita poco espacio para crear un hogar. Este es el caso de este acojedor loft modernista en Bruselas, concretamente en la localidad de Ghent.

Diseñado por la agencia DIFT, este proyecto combina con sutileza el diseño interior y un aire modernista. Creando espacios agradables y acojedores para dar forma a la vivienda.

A cada una de las cuatro habitaciones se le otorgó su propio estilo, su propia temática. Existe la habitación verde, la habitación silenciosa y la habitación escuela.

Loft modernista en Bruselas.

Mientras los diseñadores se basaban en las corrientes modernas para decorar el interior, mantuvieron el aspecto original de la vivienda, incluso, utilizaron varios elementos que se dejaron vistos, tal y como estaban.

Combinando la textura de la madera con el blanco de las paredes, consiguen crear un contraste muy marcado pero a la vez muy agradable. Un estilo propio que se repite en cada una de las salas de esta magnífica vivienda.

Para el mobiliario, se inspiraron en las épocas pasadas, dándole así un toque muy moderno y a la vez sobrio. La sala de estar parece transportarnos atrás en el tiempo, pero a la vez situarnos en siguiendo el estilo actual.

Uno de los puntos álgidos de este proyecto son los pequeños detalles. Destellos de genialidad a la hora de decorar la vivienda. Encontramos lámparas de diseño, una estantería minimalista o incluso un cerdo volando en una de las habitaciones.

Se conservaron los suelos de gres originales y así se consiguió marcar de una forma muy potente el estilo de la vivienda. Únicamente unas cuantas alfombras de diseño, cubren este gres color tostado.

Un bonito proyecto que combina materiales primarios pero que consigue ser una gran obra de diseño.