Cheese bar Barcelona

Dentro del Hotel Meliá Sarrià, encontramos este moderno bar temático. Sí, temático, ya que su base y su dedicación es el queso. Diseñado por el estudi{H}ac, este proyecto abarca un total de 400 metros cuadrados.

Des de el comienzo, el restaurante crea una grata impresión, empezando por su imponente fachada, confeccionada a partir de piezas de madera que forman una composición tridimensional en forma de diamante.

La recepción da la bienvenida al visitante con una sala de espera biblioteca, con unas originales estanterías que siguen el mismo trazado que la fachada y que albergan todo tipo de libros y revistas, con mucha información acerca de su ingrediente principal, el queso.

Cheese bar Barcelona.

La modulación en forma de rombos continúa en el interior, tanto en elementos decorativos, como una extravagante alfombra repleta de animales, como en los maceteros que sirven para dividir zonas.

En el area de restaurante, un jardín vertical acompaña a los comensales en su experiencia. Esta atmósfera que crean es agradable e invita a quedarse un largo periodo degustando platos.

Es un restaurante colorido, con mobiliario de distintos tipos y tonalidades, pero, por si no hubiera suficiente, del falso techo, cuelgan unos pequeños palos de madera coloreados de forma aleatoria que acaban tiñendo todo el espacio y dando una continuidad a la aparente anarquía que reina dentro de este local.

Unas lamas de madera separan un espacio reservado con una gran mesa, pensada para recibir a grandes grupos y eventos.

La sinuosa barra, invita a tomarse un cocktail o a degustar algún plato rápido. El falso techo, perforado, tiene una iluminación en toda su longitud. Acompañado del pavimento y los taburetes. Todo esto crea una estética vintage que choca con la decoración que le rodea.

El Cheese bar Barcelona, es un lugar curioso dentro de esta maravillosa ciudad que es Barcelona.