Proyecto en Blanco y Negro

Muchas veces se dice que las fotos en blanco y negro quedan mejor. Que se captura una belleza especial, una parte de la esencia de la luz queda muy bien definida en  el degradado que va del blanco al negro y viceversa. O.M.Shumelda ha capturado ese concepto en todo un proyecto de arquitectura.


Paredes blancas y detalles en negro. Muebles, pavimentos, decoraciones… Todo en la misma dualidad cromática que aportan estos colores. Se trata de rizar el rizo hasta el máximo y obtener un resultado exquisito.

Un apartamento de doble altura, pero unido todo como en un único ambiente. Cocina, baño y sala se sitúan en la planta inferior y dormitorio con una pequeña sala para televisión en la parte superior.

Incluso el arte en las paredes es en blanco y negro. En este caso, la pared de la cocina, que se convierte toda ella en un lienzo. Que hace destacar el espacio y lo diferencia del resto.

Es verdad que hay unas pocas notas de color. Pero al ser tonalidades de un pastel bastante apagado o un ocre muy combinable, las pasaremos por alto.