Arquitectura educativa: Escuela para niños refugiados

El tema de los refugiados y los migrantes es delicado. Pero en qué aspectos puede intervenir la arquitectura en ello? Pues bien, en este caso, bautizado como ‘Arquitectura Educativa’ encontramos esta escuela reformada para ayudar e integrar a niños refugiados en Tel Aviv.


Lo nombramos como ‘Arquitectura Educativa’ no sólo porque se trate de una escuela. Si no porque a su vez puede ayudar a los demás a concienciarse al respecto. Tenemos campos de refugiados con gran cantidad de niños desatendidos. Y los arquitectos de Steingberg Fisher nos pueden dar una lección.


Se trata de una escuela del 1960 que ha sido reequipada y readaptada para poder acoger a los niños refugiados. Darles la oportunidad de integrarse y de seguir siendo niños. En este caso la reforma llevada a cabo casi es un tema superfluo. Pero podemos ver como consiguen crear espacios agradables, con buena luminosidad y con mucha usabilidad.


Los espacios están pensados para ser usados, para ser vividos. Los arquitectos miraron cada rincón y cómo podían darles un uso. Los colores vivos y estridentes alejan los malos pensamientos y transmiten alegría y frescura y por ello los han distribuido por todos lados.


Incluso en los exteriores han creado espacios para que los niños puedan utilizar. Una cúpula geodésica nos invita a dar clases en el exterior.