APARTAMENTO SANTA PERONELLA – BARCELONA – 2018/2019


Este piso situado en la zona de Sant Gervasi de Barcelona, tiene una superficie de 120m2 más una pequeña terraza cubierta de unos 10m2 que da a una plaza arboleada.

Los propietarios de la vivienda tenían la necesidad de modernizar el piso y lo más importante de todo era estudiar una nueva distribución que permitiera dividir el espacio noche en 4 dormitorios y 3 baños.

La familia de 5 componentes necesitaba una habitación de matrimonio tipo suite con baño privado y otras 3 habitaciones individuales para cada uno de los hijos con 2 baños completos.

La vivienda necesitó un gran cambio a nivel de distribución.

Anteriormente a la reforma se perdía mucho espacio entre recibidor y pasillo, la cocina estaba aislada a un lado del pasillo sin casi luz natural y la zona de estar tenía acceso directo a la terraza y distribuía un pasillo hacia las habitaciones y zona noche.

Para poder aprovechar al máximo los espacios de la zona día se decidió crear un pequeño recibidor que puede cerrarse con una puerta corredera alta hasta el techo. La puerta corredera separa el recibidor y el acceso a la zona de estar y la cocina.

Las paredes de la cocina se derribaron y se abrió completamente a la zona de estar con unos ventanales acristalados de hierro tipo industrial que permiten ampliar visualmente los espacios de la sala de estar y poner en comunicación la cocina con el resto de la vivienda aportando luz natural y conectando la zona de la cocina con la zona del comedor. Los muebles de la cocina son de laca blanca y las encimeras de Silestone tipo estatuario acabado mate. El suelo es de baldosas tipo hidráulicas con motivos florales. 

Delante del ventanal, a continuación del mismo y fabricado en el mismo material, hemos construido un banco de chapa metálica que sirve de asiento para una mesa rectangular de fabricación artesanal y completada por unas sillas de diferentes colores y una lámparas tipo campana alineadas encima de la mesa.

Todos los muebles de la casa, están hechos a medida en laca blanca con tiradores uñeros.  El recibidor y el pasillo de distribución tienen unos armarios para almacenamiento general y unas taquillas para cada uno de los miembros de la familia, muy cómodas para que cada miembro de la familia pueda tener sus objetos personales ordenados en la entrada de la vivienda.

En la sala de estar se ha diseñado un mueble suspendido con forma de L para el televisor que acaba con un pequeño escritorio lateral que sirve para poder albergar una pequeña zona de trabajo con ordenador.

Los clientes tenían claro desde un principio que querían dar al piso un aire industrial pero moderno y elegante. La decisión de colocar un suelo en micro-cemento en la mayoría del piso le da un aire más moderno y el tono gris le confiere elegancia. El mismo suelo sigue en los baños, donde se decidió seguir con el mismo material también en las paredes pero con un tono más claro tipo gris perla, para contrastar con los elementos horizontales. 

La habitación suite se dotó de un gran armario empotrado con puertas correderas y un tocador delante del baño privado.

Las habitaciones de los hijos en cambio se amueblaron con un mobiliario juvenil también diseñado a medida y que juega con tonos blancos y madera de roble. Cada dormitorio consta de armarios, escritorio con cajones, estantes y cama con cajonera debajo para almacenamiento.

Los dormitorio se ha dotado con un ventilador a techo debido a que los propietarios querían aire acondicionado solo en la sala de estar y cocina.

Las puertas blancas con líneas verticales y las paredes del mismo color aportan luminosidad a un piso que carece un poco de luz natural y contrasta a la perfección con el suelo en tono gris cemento.

Nuestro estudio de interiorismo llevó a cabo esta reforma integral desde las fase de proyecto hasta la entrega de llaves en aproximadamente 4 meses de trabajo, pasando por todo el proceso constructivo y una cuidada selección de los materiales, instalaciones, iluminación, mobiliario hecho a medida y decoración.